Nodo Caribe

UNIVERSIDAD DEL NORTE

El proceso de gestación y fundación definitiva de la Universidad del Norte tuvo lugar entre 1959 y 1966, en medio de un ambiente de crecimiento económico y progreso que se vivía en la ciudad de Barranquilla. Un grupo de empresarios, liderados por Karl C. Parrish, en representación de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), la Fundación Barranquilla, hoy Fundación Mario Santo Domingo, y el Instituto Colombiano de Administración (Incolda), suscribieron el acta que la constituyó como centro de educación superior el 24 de enero de 1966. El 11 de julio de 1966, la Universidad inició sus labores académicas con 58 estudiantes y 10 profesores para los ciclos básicos de Administración de Empresas e Ingeniería. En 1970 recibe aprobación para desarrollar en su totalidad el programa de Administración de Empresas. También se logró la aprobación del programa de Psicología, uno de los primeros en el país. La Universidad contaba entonces con 1.027 alumnos. En 1973 se inaugura oficialmente la ciudadela universitaria en el kilómetro 5 de la carretera a Puerto Colombia, gracias al apoyo económico de numerosas empresas que se unieron al esfuerzo. Durante los años siguientes hasta 1980, se creó la División de Ciencias de la Salud con la apertura de los programas de Medicina y de Enfermería; el programa de Educación Preescolar; el Centro de Investigaciones de la Universidad del Norte, CIUN; el Ministerio aprobó el programa de Psicología y se concedió licencia para el programa de Educación Preescolar. 

En la actualidad cuenta con más de 15.000 alumnos y sus trabajos de investigación cuentan con un gran reconocimiento a nivel nacional e internacional. La planta de profesores ha crecido no solo en número sino en la preparación de los mismos, siendo significativo el aumento de PhD en sus docentes. 

Modelos y procesos de investigación. 

La Universidad del Norte concibe la investigación como una función sustantiva del mejoramiento de las condiciones de vida de nuestra región y del país, nuestra investigación proporciona soluciones de relevancia pertinentes en el contexto local. Para lograr esto dinamiza algunas acciones estratégicas entre las que cabe destacar: Incrementar las publicaciones en revistas ISI internacionales y la 

financiación externa (nacional e internacional) e interna (Uninorte). Fortalecer el Programa de Desarrollo Profesoral en Doctorados, mediante: Convocatorias a jóvenes con perfil para la docencia-investigación; premios/becas para estudiar en las universidades mejor ubicadas en los rankings internacionales; aplicación a universidades en lenguas extranjeras (Inglés, francés, alemán). Articular el pregrado con el postgrado, teniendo en cuenta la carga de docencia e investigación del profesor. Crear modelos de estímulos para la docencia y la investigación. Aplicar un modelo de negocios para regalías, producto de licenciamiento de propiedad intelectual de la investigación. Reforzar en las divisiones y departamentos, la gestión de procesos de docencia y de investigación. 

Las áreas estratégicas de investigación en UNINORTE son salud global, infancia y juventud, energía, biodiversidad y comercio exterior. Que sean estas áreas priorizadas no quiere decir que no haya actividad en otras ramas del saber cómo las comunicaciones, la educación o el desarrollo humano.

Situación de Semilleros

El Programa Semillero de Investigadores se constituye, desde 1997, en un espacio que permite al estudiante de Uninorte de las diferentes divisiones académicas, fortalecer su formación integral. Ofrece a estudiantes, de cuarto a séptimo semestre, herramientas para desarrollar habilidades generales sobre el uso de métodos y técnicas de investigación científica y desarrollo tecnológico, con el fin de fortalecer su participación en programas, líneas, proyectos de investigación y desarrollo tecnológico institucional. El objetivo del programa es desarrollar habilidades generales en un grupo de estudiantes de diferentes divisiones académicas sobre el uso de métodos y técnicas de investigación científica y desarrollo tecnológico con el fin de fortalecer su participación en grupos, líneas de investigación y proyectos de investigación y desarrollo tecnológico institucional. Va dirigido a estudiantes de la Universidad del Norte matriculados de cuarto a séptimo semestre de los diferentes programas académicos de pre- grado, interesados por la formación investigativa. Se desarrolla durante dos semestres académicos en los cuales el estudiante deberá asistir a sesiones presenciales los sábados en el horario de 9:30 am a 12:30 pm y una experiencia práctica en investigación. Esta última se desarrolla con base en un tema específico. De la misma manera, se han definido las estrategias necesarias para hacer seguimiento y evaluar las acciones del trabajo investigativo. Los semilleros permiten interactuar con jóvenes de todos los programas académicos y con semilleros de otras universidades e instituciones. Participar en grupos internos o externos relacionados con investigación. 

Situación de Publicaciones y centros de documentación 

Para la Universidad del Norte publicar y difundir la producción intelectual derivada de la práctica académica e investigativa desarrollada en diferentes áreas del conocimiento por miembros de nuestra comunidad, ó vinculados a ella, en el formato de libros impresos y digitales, revistas y otros documentos, pertenece a las labores que se han de desarrollar en el marco de la gran misión educativa de la Universidad del Norte. Por ello La Editorial Uninorte es una sólida empresa editorial universitaria que, acorde con los adelantos científicos y tecnológicos de la industria editorial, difunde los resultados de la práctica académica e investigativa de la Universidad del Norte, con miras a impulsar el desarrollo integral del Caribe Colombiano; teniendo en cuenta buenas prácticas de administración y producción sostenible. 

Ha generado un repositorio de fácil acceso como espacio digital donde se preserva y se da acceso a la producción intelectual que se genera en la Institución, y ofrece servicios de difusión para la comunicación académica, cultural y científica. http://manglar.uninorte.edu.co/ y trabaja con el software Open Journal Systems para el soporte administrativo de publicaciones de revistas científicas institucionales. Solución de código abierto para administrar y publicar revistas especializadas en línea. OJS es un sistema altamente flexible operado por un editor para la administración y publicación de una revista, este sistema puede ser descargado gratis e instalado en un servidor de Web local.

Relaciones con la empresa 

La universidad mantiene un Centro de Consultoría y Servicios como unidad adscrita a la Dirección de Extensión y consolidada desde 1975. Trabaja conjuntamente con docentes y consultores de las distintas áreas académicas para garantizar un apoyo al sector productivo e institucional de carácter público y privado a nivel regional, 

nacional e internacional, Su trabajo de casi 40 años les ha granjeado las certificaciones ICONTEC e IQNET bajo la norma NTC ISO 9001 – 2008 y por el Project Management Institute PMI ® como un Registered Consultant Program RCP. 

Han realizado proyectos de todo tipo y muestra de ellos es el extenso catálogo de publicaciones derivado de sus consultorías y que se puede leer en http://www.uninorte.edu.co/web/consultoria-y-servicios/proyectos 

 

Resultado de este trabajo es la muestra de aliados que presenta la Universidad del Norte.

Experiencias más significativas relacionadas con el propósito del convenio OEI-CCB

Entre los múltiples programas que pueden ser de interés para la RED destacamos el programa Pisotón

El Programa Desarrollo Psicoafectivo y Educación Emocional, Pisotón, es el resultado de siete (7) años de investigación doctoral desarrollados por la Universidad del Norte (Barranquilla, Colombia) y la Universidad de Salamanca (Salamanca, España) que busca prevenir y promocionar la salud integral de niños y niñas de manera recreativa, educativa y formativa. Puesto que cada etapa del desarrollo normal de los niños puede generar estados de ansiedad, conflictos y temores, se plantea la necesidad de contar con instrumentos de intervención temprana que permitan al niño y su medio el conocimiento y comprensión de situaciones, expresiones afectivas, temores, conductas y tendencias propias del proceso de desarrollo. Con base en esta necesidad, la metodología del programa se basa en la adaptación de los mecanismos de defensa (Identificación Proyectiva, 

Proyección, Elaboración e Introyección) en correlación con las técnicas lúdico educativas, cuento, psicodrama, juego y relato vivencial, de tal forma que los conocimientos del proceso de desarrollo conlleven a aliviar las angustia que de ellos se desprenden y a promocionar la salud emocional.

Trabajos con víctimas, reinsertados y grupos vulnerables 

Aunque el Atlántico no fue un teatro de operaciones principal en el conflicto armado colombiano, se trata de un departamento que ha recibido alrededor de 220.000 víctimas de la guerra, producto del desplazamiento forzoso en Bolívar y el Magdalena, los cuales sufrieron directamente los embates de la confrontación armada. La implementación del Acuerdo y los retos que esta trae, por lo tanto, no es una realidad ajena para el que es considerado el principal departamento de la región Caribe, dado el tamaño de su PIB y su población. Por este motivo, los grupos estudiantiles Cosmopolítica y Juventudes Críticas de Uninorte, en colaboración con el programa Un Caribe, llevaron a cabo el pasado 5 de mayo el conversatorio Los retos para implementar el Acuerdo de Paz en el Atlántico, que buscó plantear ideas alrededor del punto 5 del texto de La Habana (Acuerdo sobre las Víctimas), a fin de construir una cultura de paz en el departamento. El evento contó con la participación de Andrés Echeverría, coordinador en el Atlántico de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), y Julián Martínez, gerente territorial para casos de reparación colectiva en el Atlántico de la Unidad Nacional de Víctimas. De acuerdo con Martínez, el principal problema de la implementación de los Acuerdos es el hecho de que el Atlántico no haya sido visto como un gran foco de ocurrencia de los hechos de la guerra. “Eso que nos hizo fuertes, en virtud de los acuerdos nos vuelve últimos”, afirmó, agregando que al momento de la aplicación esto se traduce en una disminución de los recursos girados para el posconflicto. “Atlántico tiene una buena intención, pero no está priorizado en materia de posconflicto porque aquí no se dieron tantos hechos victimizantes. El problema es que las victimas que sufrieron los hechos no están en esos lugares. Eso hoy está haciendo que desaceleren procesos de inversión”, añadió Martínez, quien señaló que la propuesta del departamento debe ser “empoderar sectores diferentes al sector gobierno, que es el único que jalona la inversión en la paz”. “Todos tenemos que aportar. La capacidad empresarial y técnica del Atlántico tenemos que ponerla al servicio de esto para fortalecer el proceso de paz en el departamento”, dijo 

“Atlántico tiene la oportunidad para convertirse en un laboratorio para la reconciliación nacional, porque ya el conflicto armado se ha solucionado con la desmovilización del Bloque Norte de las AUC. Todavía desde la institucionalidad nacional existen retos, pero hay oportunidades para 

trabajar en temas comunitarios, planes territoriales de paz, que es una de las apuestas del Atlántico, para que las comunidades sean actores y contribuyan al diseño de la paz”, De acuerdo con Echeverría, en el Atlántico han ingresado 1368 personas a la ACR, de las cuales 700 han cumplido con la ruta de reintegración y se ha certificado que están participando en el ejercicio de la paz. Esto contrasta con el alto número de víctimas, con las que el desafío, según Echeverría, será lograr un trabajo que permita visibilizarlos y repararlos por los hechos victimizantes que sufrieron. 

Pese a que solo el 6% de los desmovilizados en el departamento pertenecen a las Farc (el 90% hizo parte de las AUC), Echeverría afirma que el reto está en generar “situaciones productivas para las personas que están dejando las armas”. “El propósito de los esfuerzos del gobierno no es cambiar una situación de vulnerabilidad por otra, sino que estas personas salgan de estas dificultades y aporten a dinámicas sociales y de desarrollo”, manifestó Echeverría. 

Por Andrés Martínez Zalame 

Consulte más información aquí

En el resumen de este texto vemos cuales son las prioridades de la Universidad y por dónde está el desarrollo de sus procesos de reinserción.

Modelos de ayuda a los alumnos para inserción laboral 

Como actividad permanente Uninorte presenta una feria profesional

http://www.uninorte.edu.co/web/egresados/feria-profesional-uninorte 

Un espacio ideal para los egresados y sus perspectivas laborales.